facebookinstagramyoutube

Spanish English French German Italian

Blog

Miércoles, 22 Abril 2020 19:31

Adiestramiento del Irish Wolfhound

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Este alucinante can que pertenece a las mejores razas caninas del planeta ya que hace las exquisiteces de millones de seguidores en todos y cada uno de los puntos del planeta, es inteligente y se va a dejar adiestrar si sabes ganártelo desde el comienzo, ayudándote para esto de las técnicas de refuerzo positivo.

De todos es sabido que lograrás mejores resultados si eludes el castigo físico con tu cánido, que solo le va a llevar a la depresión y a la desobediencia, que si le recompensas con gominolas caninas y elogios cada vez que lo merezca.

 

Recuerda que el ejercicio no está recomendado en las razas gigantes hasta los 6 meses de edad. Al comienzo deben tratarse de paseos cortos, de unos 5 minutos, hasta el momento en que gradualmente, durante unos 3 meses, estéis dando paseos de quince minutos, no debiendo llegar a los tres quilómetros por lo menos hasta el momento en que no alcancen el año de edad.

Su programa de ejercicios va a deber acompañar al Irish Wolfhound a lo largo de su vida, aunque amoldado a cada una de sus etapas o bien, lo que es exactamente lo mismo, a sus necesidades de despilfarrar energía.

En el entrenamiento de tu Lebrel Irlandés jugará un papel esencial el que tu cánido te respete y te admire, lo que solo vas a lograr si muestras con él un comportamiento seguro, congruente y sin signo alguno de debilidad.

Los perros cuentan con un fuerte instinto de manada. Para ellos esta manada es, desde el instante de la adopción, su nueva familia humana. Siendo conscientes de que todo conjunto precisa un guía, se van a fijar al detalle en si su dueño es ese líder alfa fiable, cuyas órdenes son dignas de ser acatadas.

Si consigues que tu Cazador de Lobos Irlandés vea en ti a esa figura, vas a tener mucho terreno ganado, puesto que su postura va a ser de docilidad y obediencia. Si, al contrario, te ve como un líder enclenque, inútil de aceptar el mando, no va a tardar en apreciar adoptar mismo ese rol, con lo que el enfrentamiento de intereses va a estar a la vuelta de el rincón.

Por ende, por más que la mirada de tu leal amigo te conquiste a veces hasta hacer que desees cambiar de parecer, como por poner un ejemplo, si jamás le das comida de la tuya y te la solicita “con ojos de deseo”, no caigas en el fallo de capitular, puesto que ya deseará salirse siempre y en todo momento con la suya.

Le vas a hacer un favor considerablemente mayor a tu Lobero Irlandés si sabes sostener un “NO” definitivo, puesto que nada juega más en favor del preciso equilibrio mental de un cánido que el que le dejes desde el comienzo claro lo que le está y lo que no le está tolerado hacer.

Visto 791 veces Modificado por última vez en Jueves, 23 Abril 2020 09:37